Este sitio web utiliza cookies. [ Acepto ]

SUPLEMENTOS NATURALES: SABER VALORAR SU NECESIDAD ES IMPORTANTE

2021-07-21, Sonia Lozano
Para tomar suplementos naturales debemos valorar su necesidad porque no siempre estamos haciendo un trabajo saludable.Tomar, por tomar, puede cubrir las necesidades porque tengamos determinadas carencias de un nutriente, pero en cuanto se cubren seguir tomando no sirve más que para reducir el grado de utilización del resto de productos que estemos tomando y que necesitemos. Supongamos que tenemos una energía de 100 puntos para asimilar nutrientes. Si sólo tomo el nutriente que necesito, todo mi cuerpo se centra en integrarlo. Si tomo cinco nutrientes a partes iguales, repartiré 20 puntos para cada nutriente siendo por tanto menos efectivo.
Esto no pasa con los fármacos, ya que estos trabajan dando la orden directa porque no pasan por integración nutricional. Los complementos naturales, actualmente, tienen la consideración de complemento nutricional frente a los fármacos que tienen la de medicamento (con sus consecuencias debido a la reacción sí o sí que producen dando una orden, no alimentando)

EJEMPLOS DE SUPLEMENTOS HABITUALES

Por eso, pensar que siempre es bueno tomar avena en el desayuno para la energía o lácteos para el calcio o fruta para las vitaminas o carne roja para hacer sangre, es un error. Es mucho mejor que variemos por temporadas de nutrientes para conseguir lo que pretendemos y no demos por sentado que nuestro cuerpo vive en una continua carencia ya que eso sólo nos lleva a la obsesión. Es importante confiar en que el organismo sabe absorber los nutrientes y sólo en situaciones especiales necesita una temporada larga de suplementos como el invierno y su descenso de vitamina D por la reducción de sol, el cromo en situaciones de descontrol alimentario, el hierro en época de cansancio… por eso siempre podemos intuir la necesidad de algo pero no dejarlo indefinidamente ya que entonces lo que realmente se necesitaría sería una consulta especializada para saber por qué nuestra naturaleza no controla esos desfases lo que nos termina por llevar a tratamientos concretos en base a necesidades concretas. 
En el caso de la naturopatía lo referenciamos no a los síntomas, sino al diagnóstico por el iris (EL DIAGNÓSTICO POR IRIS: LO QUE EL OJO NOS PUEDE CONTAR.), la reflexología o la kinesiología entre otras técnicas; que son las que nos dicen las características personales, no estadísticas, que afectan a cada individuo. 
 
 

Categoría: Sabias que...